¿Una app en Android? Algunos consejos

Los que me conocéis, sabéis que yo no soy programadora, pero que me gusta mucho eso de bichear e investigar, para luego compartir con vosotros lo que he aprendido. Igual, al hablar de este tema me dais palos por todos lados, pero bueno. Por suerte, hay expertos en la materia como mis amigos de cuacrevolution.com, que son auténticos cracks. 

¿Qué hay que saber para programar en Android?

Estos chicos nos dan como primer consejo ser realista y saber muy bien qué necesitas. A veces, cometemos el error de hacer más o hacer menos de la cuenta. Por eso, tienes que plantearte cuestiones como para qué quieres la app, qué quieres que haga la aplicación o a qué público objetivo va dirigida, pues, en base a esas respuestas, podrás tomar la mejor decisión.

Por supuesto, también tienes que saber muy bien qué presupuesto tienes para hacer tu app, ya que esto dará a la persona que trabaje contigo el nivel “de profundidad” que puede darle a la aplicación. Más vale app en mano que ciento volando, como dice el refrán…

Naturalmente, esto es como un coche. No es lo mismo un Seat Ibiza que un Audi Q5. Que los dos te van a llevar al mismo sitio y tienen cuatro ruedas, sí, claro, pero, ¿qué marca la diferencia entre uno y otro? Calidades, comodidades… son detalles que hay que considerar. Pues con las apps pasa lo mismo. Puedes crear una aplicación de 50 euros o de 300, pero, ¿cuál es la diferencia entre ellas? Hay que pensar que tal vez puede merecer la pena hacer una inversión un poco mayor para conseguir mejores resultados.

Más vale app en mano que ciento volando Clic para tuitear

Tienes que tener en cuenta que hay apps de todo tipo y condición, y que lanzar una que no se diferencie del resto y que no aporte ningún valor añadido, no te va a repercutir demasiado. Por ese motivo, hay que pensar y diseñar muy bien qué quieres lanzar con tu app. ¿Quieres que sea una aplicación para reservar mesa, para recibir noticias? Una aplicación móvil puede ser diseñada para casi cualquier cosa, pero tiene que tener bien claro su objetivo, y estar pensado a la perfección.

Cuando hagas una aplicación, considera también el aspecto visual de la misma. Si haces una app que no sea atractiva ni que esté bien diseñada, corres el riesgo de que nadie se la descargue, ya que si es muy enrevesada nadie va a querer perder el tiempo en utilizarla. Para ello, usa un tipo de letra que sea muy fácil de leer, unos colores atractivos, y, en general, diseña una app simple e intuitiva en aspecto y accesibilidad para generar así una buena experiencia de usuario.

Naturalmente, si creas una aplicación móvil que sea la leche pero no le das el bombo que necesita estaremos en las mismas. Promociónala adecuadamente en tus canales sociales y súbela a una tienda de aplicaciones con fotos y descripciones atractivas.

Es también importante que tu app se pueda actualizar cada cierto tiempo para que no se quede obsoleta, lo que provocará que los usuarios la rechacen. Y por supuesto, dótala de contenido relevante, que en eso sí te puedo ayudar yo. 

Estos son solamente algunos consejos, pero seguro que tú tienes más. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *