Branding: directos al corazón del usuario

El Branding es, probablemente, uno de los aspectos más importantes a la hora de poner en marcha un negocio en redes sociales. Empezar a rodar con una marca siempre es difícil, pero hacer que la gente se interese por él y crear una vinculación con ella… uffff… Por suerte, mis amigos de Dr.Freud son expertos en esto y crean unas estrategias geniales.

Hacer Branding significa crear marca, lograr que los potenciales usuarios y clientes piensen en tu negocio, sin olvidar, por supuesto, que Branding es todo aquello que representa a tu marca, desde el logo hasta la forma en que te diriges a tu comunidad, pasando por tu producto y por tu imagen corporativa.

Lo que deseamos, lo que se persigue a la hora de hacer Branding en redes sociales es que, cuando un cliente vea nuestro logo o escuche nuestro nombre, inmediatamente lo asocien a la imagen que queremos transmitir, y eso depende mucho de cómo crees tu marca. Para ello, tus estrategias de creación de imagen de marca tienen que ser muy específicas.

A pesar de lo que muchas personas creen y afirman, el branding no gira alrededor del producto, sino que tiene más que ver con la conexión emocional de la comunidad contigo, con la sensación que proyectas en los demás, en lo que inspirarnos.

Una marca debe ser el amigo molón con el que todos quieren esta Clic para tuitear

Y esto es con lo que podemos marcar la diferencia.

Pero vayamos más allá. No es lo mismo branding y marketing ni publicidad. El branding va primero. Es como el huevo y la gallina pero con una respuesta.

Primero creas la marca y luego la vendes Clic para tuitear

Las primeras preguntas que debemos hacernos cuando creamos la imagen perfecta de marca son dos: ¿qué significa nuestra marca?, y la otra, ¿qué representa?  

Sin responder a esas preguntas, tampoco responderemos a los clientes. Definir estos dos pilares fundamentales nos ayuda a establecer las bases para una marca sólida y coherente. Una vez definidos los valores de la empresa hay que determinar cómo queremos que el cliente se relacione con nuestra marca: ¿queremos hacerlos partícipes, que nos consideren?. Esto es un factor imprescindible para nuestro posicionamiento dentro de nuestro sector, y hay que considerar que todo, absolutamente todo, desde el logotipo hasta el mismo producto, debe influir en la percepción del cliente hacia nuestra marca.

Nuestro posicionamiento es la promesa de hacer que alguien se sienta de alguna forma, así que piensa en qué le estamos prometiendo a los clientes, y, sobre todo, si es una promesa que podemos mantener.

Por lo tanto, una vez más, pregúntate:

a. ¿Qué significa tu marca y qué representa?

b. ¿Qué quieres que el usuario sienta hacia tu marca?

c. ¿Qué estamos prometiendo?

Conocer bien estas respuestas nos ayudará a nuestros clientes.

 

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *