El content marketing es muy difícil, acéptalo

content-marketing-dificil

Y para decir esto no necesito ver tu estrategia, sé muy bien que el marketing de contenidos anda por algún lado en ella. De hecho, probablemente está en los primeros lugares de ella, muy cerquita del Social Media y del Email Marketing. No voy muy desencaminada, ¿a que no? 

Esto es simple y llanamente una suposición, pero me imagino que al lado del punto Content Marketing hay un montón de signos de interrogación juntos, al menos en la mayoría de los casos. No me equivoco, ¿verdad? La cosa es que el Content Marketing es una “disciplina” tan amplia y en la que caben tantas cosas que, si no lo planeamos y planificamos de una forma adecuada, más que otra cosa nos genera preguntas, preguntas y más preguntas, más que soluciones.

Es muy posible que ahora mismo te estés preguntando muchas cosas a las que no seas capaz de darle solución, como por ejemplo:

  • ¿Quién va a generar ese contenido?
  • ¿Debería generar ese contenido in house o externalizarlo?
  • ¿Cómo va a encajar en el marco de todo lo que estoy haciendo?
  • ¿Cuáles son los riesgos que corro al hacerlo?
  • Y mi favorita: ¿merece la pena hacer content marketing o solo es otro bulo que corre por ahí?

Es porque el marketing de contenidos es difícil por lo que es una estrategia tan efectiva, claro, si lo hacemos con cuidado y con mimo. 

Sólo porque el marketing de contenido sea difícil, no significa deshecharlo, no contar con él. Una estrategia de marketing de contenidos decente mejorará prácticamente todo lo que haces online. Sin contenido de valor y que ayude a conseguir conversión, la adquisición de leads será más caro de lo que debería y puede disminuir drásticamente la eficacia de tu estrategia.

Debido a que el Content Marketing se ha convertido en una palabra de moda recientemente (aunque el concepto de utilizar contenidos para crear reputación y ventas no es nada nuevo) toda una industria ha surgido prometiendo ganancias rápidas y soluciones de content marketing fáciles. Pero nada más lejos de la realidad: 

Piensa un momento en ello, ¿quieres?

Nada en empresas es fácil. Las mejores empresas resuelven problemas para sus clientes a través de los servicios que ofrecen. Los que hacemos marketing nos esforzamos por ofrecer a nuestros clientes una solución al difícil problema de la búsqueda y relación con clientes potenciales, ayudando al proceso de ventas y retención de clientes. Sugerir que este proceso es simple es fácil es un insulto a la profesión. Algunas técnicas de marketing impulsarán rendimientos más rápidos que otros, pero nada en el marketing es fácil – y esto incluye al content marketing.

En un mar cada vez más profundo de contenido, el gran contenido sobresale por encima del viejo y llano contenido, la visibilidad y la credibilidad generará que tengamos mejores posiciones en los motores de búsqueda y redes sociales. El contenido débil sólo pesará y se hundirá en el fondo.

Entonces, ¿por qué tantos remilgos a la hora de incluir el Content Marketing en una estrategia de redes sociales?

No hace mucho, en un curso que impartí, les pregunté esto a los asistentes: ¿quién está en Social Media?

Como podrás imaginarte, todos levantaron la mano, y luego pregunté: ¿quién tiene blog?, pero solo tres o cuatro lo hicieron. Mi siguiente pregunta fue directamente para los que no tenían un blog:

La gran mayoría de ellos admitió que usaban las redes sociales para enlazar a contenidos de otros. En resumen, apoyan el contenido de otros y le dan repercusión al compartirlo, incluso en algunos casos, le daban tráfico y relevancia a sus competidores más directos.

¿Por qué harías esto? No tiene sentido ninguno.

Todos sabemos que crear contenido es difícil. También tenemos que considerar el hecho de que muchas empresas no tienen ni idea de cómo realizar un seguimiento y analizar su participación en los medios sociales. Debido a esto tratan de justificar cualquier no inversión real en creación de contenidos. En vez de esto, se lanzan a las redes sociales sin estrategia real. Lo hacen porque creen que los medios de comunicación social son gratuitos y que hay muy poco que puedan hacer para seguir su inversión en tiempo real (están equivocados completamente, claro).

La cuestión que te dejo para reflexionar hoy es la siguiente:

¿Cómo animar a sus clientes a que inviertan en la creación de contenido que lo pete? ¿Cuáles son los mayores obstáculos que debe superar para construir una estrategia de marketing estratégico, cohesionado y con capacidad social?

Ahí lo llevas… 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.