Si crees que no necesitas estrategia de Contenidos dedícate a otra cosa

Me acuerdo de cuando era pequeña y mi madre me decía: “¿quién quiere un pastelito?” Y yo respondía “¡Yoooo!”

Pues ahora, ya soy mayor y ahora soy yo quien hace la pregunta: 

Y estarás en lo cierto. La necesitas. 

Con los cambios que hace Google contínuamente en su algoritmo de búsqueda, creo que todos pensamos que una estrategia de contenidos es fundamental para que tus campañas de inbound marketing tengan el resultado que esperas. Desde luego, todavía hay ateos del marketing de contenidos que piensan que no es para tanto y que no merece la pena gastar tiempo ni dinero en marketing de contenidos.

¿¿En serio??

Ahora bien, si eres creyente en este tema, (si no, habrá que hacerte una evangelización en contenidos) tengo que hacerte una pregunta importante: ¿sabes qué recursos te hacen falta para crear una estrategia de contenidos efectiva? 

Lo primero que te hace falta es contenido segmentado

Tu estrategia de contenidos debería estar muy dirigida hacia las personas que componen tu target, tu público objetivo (si no sabes cómo hacerlo, te lo explico en otro post, prometido). Pregúntate cómo es cada persona, qué necesitan, cuáles son sus gustos y sus preferencias, y una vez hayas identificado todos los aspectos de tu buyer persona, dedícate a desarrollar contenidos que proporcione valor a los clientes y a los potenciales clientes.

Será posible, incluso, que encuentres formas nuevas de crear engagement que reconozcan nuevas necesidades de las personas, necesidades que no habías pensado que podían tener.

Por ejemplo: conozco a alguien que el día de su cumpleaños vio en su página del buscador un Doodle personalizado.  Aunque este sea un mensaje para todos por igual, que lo es obviamente, se muestra diferente para cada persona dependiendo de la información que comparta en su perfil de Google, y, lo quieras o no, eso siempre te hace sentirte un poco más especial. ¿O me vas a decir que no es verdad lo que digo?

 

Necesitas crear contenido fresco al menos una vez a la semana. No hay una longitud determinada ni concreta para los artículos que escribas, pero, estaría bien que al menos tengan 300 palabras y que contengan (no es mi caso, ya lo sabes) un enlace y una imagen y que además proporcionen valor, que tengan algo que lo diferencie del resto. Ojo, el contenido debe ser único, lo que no significa que no puedas coger un artículo que ya tienes escrito, le des una vuelta y lo re-escribas dándole un punto de vista distinto, pero no vale cambiarle dos o tres palabras y listo. 

¿Conoces la herramienta Copyscape? Sí, es para comprobar si hay plagio en textos, pero usándolo puedes darte cuenta de si un mismo contenido se usa en dos sitios diferentes, solamente por el mero hecho de conseguir backlinks. Esa no es una buena idea, de verdad. Google se toma muy en serio el contenido duplicado, así que a no ser que uses un agregador de contenidos, no lo publiques duplicado. No mola.

Es difícil ser consistente, y hay que ser un Content Marketer de los buenos, de los que lo petan y no se arrugan ante la necesidad de escribir un post cada semana o cada día. Para esto es una buena práctica llevar a rajatabla el calendario editorial que tengas. En él puedes escribir no solamente los títulos o temas de los artículos, sino también qué recursos vas a usar en cada uno, cuál será tu CTA (lo que es muy importante porque esto le dirá a tus usuarios qué es lo que quieres que hagan con el contenido que les das)

Por otro lado, tienes que saber muy bien que crear contenidos es caro, tanto si hablamos de tiempo como de otros recursos. Si confías tu contenido a alguien que no sabe hacerlo como debe, te va a salir mucho más caro. Aunque pienses que no, hay profesionales que te van a hacer un gran contenido adecuado a tus necesidades. 

Seguro que puedes encontrar dando un zapatazo en el suelo a 10 personas que se digan Copywriters, pero, antes de nada, asegúrate de la calidad de sus piezas. Esto te lo digo a modo personal: todo Copy que se precie tiene un portfolio con piezas escritas para distintas empresas, y, aunque no te diga marca (porque es confidencial), sí que te puede dar una muestra de su trabajo.

Cuando creas contenido único y de valor, tu estrategia debe incluir distintas formas de usarlo. Como mínimo, deberías compartir tus posts usando las redes sociales, lo que también podrías incluir en tu calendario editorial. También sería buena idea pensar en usar tu contenido en newsletters o incluso creando un ebook con recopilación de varios artículos.

¿Necesitas ayuda? Aquí me tienes

Si necesitas ayuda con tu estrategia de Social Media y contenidos o simplemente, optimizar las que ya tienes, puedes escribirme, y juntos veremos la mejor forma de sacarle el mayor partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.