Incluye en tu estrategia la compra programática

Seguro que has escuchado mil veces la cantidad de elementos que deberías incluir en una estrategia bien pensada, diseñada y ejecutada. Sabes que elementos como el Social Media son fundamentales, pero seguro que no se te ha pasado por la cabeza incluir la compra programática.

¿Qué leches es la compra programática?

Para aquellos que no sepáis qué significa este término (los que lo conozcáis corregidme si digo alguna burrada, porfa…) os diré que es la compra/puja automatizada de publicidad en medios online. Esto implica que puedo comprar de forma masiva de espacios publicitarios para promocionarnos a nosotros mismos o a nuestros clientes, algo que, sería imposible si lo hiciese de forma manual. 

¿Y qué necesito para hacerlo?

A ver, la publicidad en Internet y en cualquier medio se hace para que llegue a una audiencia determinada, ¿verdad?, y esa publicidad se coloca en un medio para lograr que llegue al usuario final. En la compra programática se sigue el mismo precepto. Se necesita, por una parte, un anunciante (empresa, marca, particular) y un medio donde colocarla, ya sea un blog o una página de Facebook. 

También es necesario que haya, digamos, un intermediario en este marco, que suele ser una agencia de publicidad, con tecnología adecuada para lograr el máximo rendimiento de tu inversión. Hay distintos conceptos que debes conocer a la hora de hacer compra programática, como por ejemplo estos: 

  • DSP: tecnología con la que el anunciante puede comprar o pujar
  • SSP: es lo que permite a los diferentes medios vender sus espacios para publicidad
  • AdExchange: es el espacio virtual donde anunciantes y medios realizan la subasta
  • AdServer: con esta tecnología se ponen a disposición de las partes los anuncios o espacios cuando la compra se ha cerrado
  • DMP: estas plataformas hacen que el anunciante pueda controlar todos los datos necesarios para segmentar de forma más eficiente y eficaz.

¿Qué ventajas tiene utilizar la compra programática?

Pues la verdad es que tiene bastantes. Por ejemplo, puedes crear audiencias específicas gracias a la elaboración de clusters mediante la información reunida por los píxeles. Las campañas impactan más concretamente a los usuarios que sienten interés real en la marca, y, de paso, se reduce el gasto. 

Otra ventaja que ofrece este tipo de publicidad es que puedes comprar en tiempo real los espacios digitales que necesitas. No olvides que la compra programática funciona con la puja de espacios, por lo que es muy importante segmentar adecuadamente cada campaña a realizar. Además, es interesante mencionar que se puede segmentar por un montón de criterios: tipo de contenidos, datos geográficos y demográficos, tipología de páginas web…lo que te permite llegar a una audiencia más cualificada. 

La compra programática te permite conocer de un modo más profundo a tu usuario, puesto que la información que proporciona deja ver cuáles son los intereses de tu público y sirve para poder crear contenidos que generen un mayor impacto en ellos. 

Por último, pero no menos importante, favorece unas mejores optimizaciones. Las campañas proporcionarán una serie de resultados que permiten saber dónde focalizar más o menos. 

Sin duda, apostar por la compra programática puede ser una apuesta segura. 

 

 

 

 

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *