Marketero formado vale por dos

Hace ya algún tiempo que no imparto formación, pero, recuerdo algunos que he dado y, en vista de los cursos que se imparten en algunos sitios, me hace pensar. 

¿Cómo es y cómo debe ser un curso de marketing digital?

Te lo digo tal y como lo siento. Hay cursos que no hay por dónde cogerlos: desordenados, que no cubren los requerimientos básicos que necesitará una persona que quiera trabajar en este sector. Sin ir más lejos, recuerdo uno al que asistí, era un Master, en el que no me enseñaron absolutamente nada. El temario era completamente incongruente, los profesores (supuestamente profesionales que trabajaban en este sector) no tenían la preparación suficiente como para responder preguntas básicas de los alumnos. Realmente, no me mereció la pena perder tantos viernes y tantos sábados. 

Ahora bien, por suerte, no todos los cursos son así, y también sé de otros cursos que sí cumplen con la función para la que se crean. 

Estas son las características que, a mi entender, debe tener un curso molón. 

  1. Debe cumplir objetivos de la persona que lo haga: no es lo mismo hacer un curso dirigido a profesionales que ya están trabajando en marketing digital que otro que se dirija a personas que pretendan dedicarse a esto. No obstante, hay cursos que pueden hacer tanto los neófitos en la materia como los profesionales. Por lo general, si es un curso para no iniciados será mucho más elemental que si está dirigido a profesionales del sector. 
  2. Debe cubrir materias básicas con las que el alumno deberá trabajar: he visto cursos que pasan por encima de materias muy necesarias, y uno en condiciones debe entrar un poco más en materia, ¿no crees? El profesional del marketing digital necesitará conocer aspectos sobre redes sociales, tendencias, marketing de contenidos, marketing en buscadores, posicionamiento web, growth hacking, social media… 
  3. Debe estar coordinado e impartido por profesionales con experiencia contrastada: eso de que te formen supuestos expertos que no tienen ni idea no vale. De hecho, te recomiendo que pidas la relación de profesores y te informes de qué cosas han hecho en marketing digital, que veas cuál es su área de experticia o especialidad. 
  4. Un curso en condiciones no te da todo el conocimiento, sino que pone los recursos básicos para poder realizar un trabajo y te ofrece una pista de despegue hacia más formación: siempre diré que un curso de marketing digital que no te proporcione las herramientas para trabajar en ello no vale pa´ná. Si vas a trabajar con posicionamiento, tendrás que saber y cómo funciona, al menos, tener conocimientos. Pero está ya en la persona seguir formándose, y es que un buen curso debe ser capaz de sembrar la semilla de la formación continuada, más allá de las materias del curso. 
  5.  Formación online o presencial, depende de lo que necesites: hay veces que no podemos acudir a clase presencial por falta de tiempo, y en esas ocasiones la verdad es que un curso online que ofrezca sesiones adicionales en vídeo o que permita consultar tus dudas con el profesor vía internet mola mucho. Te facilita mucho la vida. 

Estas son para mi algunas características de un buen curso de marketing digital. Si lo que necesitas es un profesional que te eche una mano con el marketing, escríbeme y hablamos

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *