¡Por el Poder de Facebook!¡Yo tengo el poder!

facebook ads

No sé si te acuerdas, pero cuando yo era pequeña veía en la tele y su grito era “¡Por el poder de Greyskull! ¡Yo tengo el poder!”. Bueno, pues como puedo hacer barrabasadas en mi blog y nadie me puede echar, lo he cambiado en el título. 

Solo intento justificar el título que he puesto en el post, porque de lo que te quiero hablar es de Facebook y de sus anuncios.

Tienes que ser el Master del Universo como Community Manager Clic para tuitear

Esto quiere decir que tienes que controlar y conocer el funcionamiento y tipos de publicidad que podemos usar en Facebook, y en esto, mis amigos que hacen marketing online en Barcelona son unos auténticos cracks.

La verdad es que esta red social ofrece una gama muy variada de anuncios para que puedas contar tu historia y llegar a tus clientes y clientes potenciales, todo depende del objetivo que te marques. Según lo que quieras lograr, hay un tipo u otro más adecuado de anuncio. Una ventaja que a mi me mola es que en cualquier momento puedes ver el rendimiento y modificar los parámetros que quieras. Las estadísticas de la publicidad en Facebook te ofrecen bastantes pistas acerca de cómo está funcionando tu anuncio.

Formatos de anuncio en Facebook

Bueno, si hablamos de anuncios según objetivos, en la red social hay tres formatos para tres metas diferentes:

Anuncios para conseguir clientes potenciales: Este tipo de anuncio rellena en su mayoría formularios para obtener más información difícil de conseguir desde un smartphone o tablet. Estos ayudan a conseguir clientes potenciales, pues al pinchar, les aparecerá un formulario relleno previamente con los datos de contacto que hayan compartido en Facebook y listo para que te lo envíen directamente. Están perfectamente diseñados para dispositivos móviles y, además, se pueden integrar muy fácilmente con un sistema CRM.

Anuncios dinámicos: estos anuncios permiten promocionar de forma automática todo tu catálogo entre las personas que han mostrado interés por ti. Estos anuncios solo se configuran una vez eligiendo los productos a promocionar, y ya Facebook se ocupa del resto. Te permiten llegar a más usuarios y hacer una especie de retargeting manual, pudiendo volver a los usuarios que vieron el anuncio pero que no fueron convertidos. Además, se pueden integrar con tu plataforma de ecommerce. 

Anuncios con enlace: estos son perfectos si lo que quieres es dirigir tráfico hacia tu web o hacia tu blog para que lean un contenido concreto o se descarguen tu último ebook. Estos, para que funcionen mejor, necesitan el uso de un call to action (una llamada a la acción), para orientar mejor al usuario sobre qué es lo que van a hacer una vez lleguen a tu web. 

Por otro lado, los anuncios en Facebook se pueden armar de mil maneras diferentes: puedes crear un anuncio con foto, con un vídeo, puedes usar también una secuencia de fotos o vídeos… Hay una gran variedad de posibilidades para crear tu anuncio, pero te hablo ya de crearlo, no del objetivo que persigas. 

Sin lugar a dudas, Facebook es una gran herramienta publicitaria para las marcas. Si tienes alguna duda, yo te puedo echar una mano. 

¿Hablamos?

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *