Ten estilo comunicando

[Tweet “¿Alguna vez te has preguntado por qué quieren conectar contigo?”]

Se pueden dar dos casos, que la persona que contacte contigo te importe o que te interese un pimiento. En cualquier caso, tanto si te interesa como si no, deberías pensar (yo lo hago a diario) en cuál es el motivo que hace que otras personas quieran formar parte de tu red. ¿Qué les das que les gusta tanto?

En mi caso, siempre intento que mi estilo comunicativo sea claro, sincero y, por supuesto, característico. Que sea mío solamente y que sea fácilmente reconocible. Por supuesto, debo ser coherente y aplicarlo en todo mi ecosistema social, desde mi blog hasta mis perfiles sociales pasando por mi tarjeta de contacto.

En la mayoría de los casos, el ser breve y conciso, y segmentar los intereses de la otra parte es la mejor aproximación a este mundo. Tres párrafos cortos suelen funcionar muy bien para el email. Empieza con “Tú”, por ejemplo, “Has mencionado que…” Luego une el primer párrafo con el segundo indicando porqué eres interesantes y crees que eres un gran partido. El tercer párrafo úsalo para agradecer a la persona su tiempo y la consideración de la información que le mandas. Finalmente, el cuarto es tu info de contacto. Ya está.
Los artículos online y publicaciones en redes sociales deberían hablarle directamente a los intereses de tu audiencia. ¿Qué información quieren conseguir y que a ti te gustaría compartir? Comparte contenidos útiles para atraer a más gente.

Si haces guest posting asegúrate de ser congruente, o mejor, de que ellos son congruentes con tu estilo. No confundas al personal.

Es importante que revises todo tu trabajo antes de darle al botón. Corrige typos, no uses palabras o gramática no adecuada. Tómate un tiempo para pensar en la percepción que creará de ti lo que compartes. El factor confianza es lo que te vende al fin y al cabo.

Por otro lado, con todos los avances en tecnología es muy fácil grabar y editar pequeños vídeos. Es muy fácil eliminar frases y expresiones que te hagan parecer dubitativo y sonar como que te quedas sin energía, sin fuerzo. Practica delante de un espejo, hablando con gente y verás como ese proceso de edición disminuye mucho.

Ten en cuenta que el video cada vez se demanda más, pero merece la pena el esfuerzo si se hace bien. Recuerda que las ventas se basan en “te conozco, me gustas y confío en ti”. El video favorece esto. Solamente tienes que demostrar que te comunicas de verdad, que quieres proporcionar vídeos concisos, bien hechos y con una gran sonrisa. Listo.

Y no olvides que eres una persona que conecta con otras. Quiero decir que tienes que interaccionar con ellas. Tu energía será contagiosa y te ayudará a que te presenten a gente y muchas recomendaciones.

Perfecciona tu estilo comunicativo y pétalo de verdad.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *