Tu content marketing apesta, y no sabes porqué

Crees que tu contenido mola mucho, pero ves que tus publicaciones no se leen, Instagram es un cementerio y tus whitepapers no generan conversiones. ¿Qué pasa? 

Tus contenidos son alucinantes, ¿por qué no funcionan? Clic para tuitear

Houston, tenemos un problema

Si tu contenido realmente tiene tanta calidad como dices y no funciona tiene que haber un problema con él, y lo peor es que no sabes cuál es. Existen muchas noticias sobre Google y SEO que te pueden dar una pista de lo que pasa con tu content marketing. O a lo mejor no es tan bueno como piensas. 

No importa qué pasa, tu marketing de contenidos da pena Clic para tuitear

¿Conoces a tu audiencia?

Hay grandes escritores que venden un montón, y no es que sean excepcionales, pero sí saben qué dar a su comunidad. A lo mejor es ese tu problema, que no estás dando a tu usuario lo que quiere. Es mucho más sencillo compartir contenidos con tu comunidad si sabes lo que les gusta y lo que demandan. 

¿Eres “ese tío” o “esa tía”?

Seguro que has conocido a alguien que solamente habla de ella misma, que no escucha nada más. Y eso no mola nada, no te gusta no poder tener una conversación. ¿Te has planteado si tú haces lo mismo con tu content marketing

Los usuarios no leen a aquellos profesionales o marcas que solamente cuentan lo maravillosos que son, sino a aquellos que les cuentan cosas interesantes, que les resuelven dudas o satisfacen necesidades. 

La pregunta es si eres de los que habla solo de ti o de los que aportan valor Clic para tuitear

Habla menos y escucha más. Practica la escucha activa, y para eso son muy buenas herramientas las redes sociales, incluso los comentarios de tu mismo blog.

¿Sabes cuáles son tus palabras clave?

El hecho de que seas un auténtico crack en marketing o que tengas creatividad nivel Dios no significa que sepas de posicionamiento, ni siquiera que tengas conocimientos básicos, y tampoco quiere decir que tengas claras cuáles son las palabras claves por las que posicionarte. Hay un mundo inmenso de contenidos ahí fuera, y por eso, para que te encuentren las necesitas. 

Por suerte hay herramientas que te permiten saber cuáles son las mejores, y que te facilitan el trabajo muchísimo. Además, si lo que buscas es posicionamiento, hay plugins que también pueden ayudar.

Sí es verdad que cabe la posibilidad de que caigas en el error de usar demasiadas keywords y no escribas para los humanos, sino para los motores de búsqueda. Ojo con esto. Nadie quiere leer contenidos que no están pensados para ellos. Yo la primera.

¿Cuál es tu historia?

El content marketing es sinónimo de historia, de hecho para mi es lo más importante. El problema es que no todo el mundo es capaz de contar un cuento (recuerdo que mi madre se quedaba dormida cuando me contaba cuentos, y al final, aparecían no sé cómo, pingüinos en ala delta para rescatar a una princesa del castillo del malo).

Ten en cuenta que no es lo mismo una historia que información, igual que tampoco lo es música y ukelele. Que sí, que la primera contiene a lo segundo, pero eso no quiere decir que sea lo mismo. 

Cuando crees un héroe para tu historia, no seas tú Clic para tuitear

¿Apesta tu forma de escribir?

A ver, no tienes que ser Cervantes para poder hacer Content Marketing, pero al menos que se entienda bien lo que escribas, y, por Dios santo, sin faltas de ortografía. Hay mucho contenido y muy poco tiempo para perderlo leyendo una historia mal contada.

Es verdad que si no se te da bien, puede ser un verdadero dolor de cabeza. Por suerte, hay profesionales como yo misma que te pueden solucionar la papeleta con un servicio de copywriting de calidad. 

¿Compartes demasiado?

Llega Nochebuena, y luego Navidad. Ponen en la tele Qué bello es vivir, y en Navidad ponen Superagente en Hollywood, y Pretty Woman. A ver, que son pelis que me gustan mucho, pero siempre se repiten y al final no se ven porque ya las has visto mil veces.

Con el contenido pasa lo mismo. Existe el cansancio de contenidos. Cuando se comparte demasiado se corre el riesgo de ser parte de ese ruido generado, de esa infoxificación. Así que párate y piensa si tu contenido merece la pena.

¿Compartes demasiado poco?

Creo que fue Aristóteles el que dijo que la virtud está en el medio. Conviene no pecar ni por exceso ni por defecto. Para que el content marketing funcione debe ser consistente, y para ello, nada mejor que tener un calendario de publicación coherente y acorde a los objetivos de la marca, o de la marca personal. 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *