Como decía Ray Parker jr. “Who you gonna call? Content Manager!

content manager

Tengo que reconocer que entiendo el miedo que le tienen las marcas, empresas y profesionales a rediseñar su página web: piensan que es un jaleo tremendo meterse a elegir un nuevo diseño, perder el SEO (si saben qué es el SEO), pero sobre todo, le tienen miedo a los contenidos.

Seguro que estás de acuerdo conmigo cuando te digo que el contenido es importante. Pues no, no es importante: 

[revec2t text=”El contenido es el verdadero Rey de Reyes, como el Elvis Presley de las webs”]

Pero ojo, no te estoy diciendo que con el contenido solamente vayas a petarlo, digo que es una herramienta muy importante para que tu web tenga más alcance (y tú como marca), pero de nada sirve que metas mil keywords en contenidos que no tienen ni orden ni concierto. Como se dice por aquí abajo: 

[revec2t text=”Miarma, usa bien los contenidos”]

Tienes que crear un contenido que sea accesible para los usuarios, interesante y con una buena estructura para que sea el punto de referencia de todos tus clientes. Te tienes que convertir en un superhéroe de los contenidos, en Post-Man o Post-Woman (pero no en el cartero, ¿eh?)

Y como buen superhéroe tienes que controlar en todo momento los contenidos que publicas y creas. Nadie te regala nada, y debes preguntarte quiénes confían en ti y porqué.

¿Por qué tus clientes trabajan contigo? Está claro, tienes superpoderes de contenidos. Eres Content Manager

No obstante, piénsalo un momento. Escribe todas los motivos por los que crees que tus clientes trabajan contigo y te prefieren a la competencia. Y claro, piensa en lo que tu competencia te supera. Esto es básico para trabajar tus superpoderes. Este análisis te llevará a un punto clave: tus clientes hacen negocios contigo, no con tu marca o lo que representas. Y confían en ti.

Pero todo poder conlleva una gran responsabilidad, y la confianza se basa en lo que dices que vas a hacer. Va de ser transparente, honesto y de confianza. Imagínate que intentas generarla usando tu contenido. ¿Te contratan por ser tú o por tus contenidos? La respuesta es por tus contenidos, ahora bien, necesitan identificarse con ellos.

Escribir es muy complicado

Sí, lo sé. Lo estoy haciendo ahora mismo. Le tengo que dedicar tiempo a este post, y a todos los que escribiré en un futuro, de hecho, no lo acabaré hasta que complete las etapas necesarias. 

Escribir es tedioso para la mayoría y un proceso a veces duro, y los Content Manager lo sabemos. Y en ocasiones, necesitarás ayuda de otros profesionales, de tus compañeros o simplemente, inspirarte haciendo otras cosas, pero aún teniendo esta ayuda, el toque final tienes que darlo tú.

Eso sí, tienes que tener siempre en cuenta que la gente quiere hablar con personas, pero no porque sean más guapos o hablen mejor, sino porque son reales y auténticas. Porque son capaces de resolver problemas. Y precisamente ese es uno de tus poderes como Content Manager: tienes que ser capaz de identificar lo que la gente necesita y dárselo, pero no solamente en los artículos del blog, sino en el copy de tu web.

Si lo que tienes que escribir es una página de servicios, asegúrate de que muestras el problema al que das solución, pues esto ayuda a que tu potencial cliente dé el paso y contratarte. No se trata de características y beneficios, sino de problema- solución.

Por otra parte, nadie te conoce, nadie te representa ni conecta con los demás como tú mismo. 

[revec2t text=”Dí que tu contenido es tuyo y enorgullécete de cada palabra que escribas.”]

Otro poder que tienes como Content Manager es el de conocerte bien. Escribir contenido no tiene que costar Sangre, sudor y lágrimas. No todo tiene que ser tan difícil. Si saber cuáles son tus debilidades y tus fortalezas, encontrarás el atajo para crear un contenido muy bueno. Solo tienes que saber dónde buscar.

Lo primero que hago yo es, cada vez que autoexamino lo que escribo es pensar si alguien leería mis artículos (y me asombra lo que dice Analytics, pues sí que lo leéis), pero no solamente en lo que se refiere a este blog, sino a copys que tengo en otras webs, newsletters, o cualquier otra cosa que escriba. Y si no vale, fuera. 

Analizo si es útil o no, si está bien optimizado para el SEO, si se adapta a la marca para la que está escrito… y luego, convierto los resultados de mi análisis en tareas a realizar para mejorarlos aún más. Y una vez hecho esto, analizo el rendimiento de los contenidos. 

Y eso es todo. 

Sin duda, un Content Manager te puede ayudar mucho a mejorar tus contenidos para que puedan cumplir con el propósito inicial. ¿Hablamos?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *